El miedo, la culpa, la ira…

parten de la mente.

La paz…

siempre procede del corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es el Reiki?

El Reiki es un sistema de sanación natural que ha sido canalizado por el Maestro Mikao Usui, un profesor japonés. Éste inició un camino de búsqueda en su vida para encontrar esa manera de sanación que algunos libros relataban, la cual se realizaba con las manos.

Es lo que llamamos imposición de manos, o toque para la salud. Muchas culturas usan el pase “mágico” de sus manos para sanar, para encontrar comida, para sentir lo que siente una persona o animal.

El estuvo buscando por más de siete años en muchos lugares del planeta, viajó por Europa, América del Norte y China, pero dice la historia, que un buen día después de haber pasado unos 7 u 8 años recorriendo y buscando, este buen maestro llegó a un templo del norte de Japón donde se hizo amigo del abad y éste le permitió explorar su biblioteca que contenía mucha información muy interesante.

Fue así como Mikao descubrió un pequeño libro llamado “El loto de la buena ley”. En él se describía como usar sus manos para sanar, cómo ponerlas y dónde, pero lo que no se indicaba en ningún lugar era donde se obtenía la energía que había de transmitir a la persona que la necesitara.

Fue entonces que, por consejo del abad se retiró a una meditación profunda; ayunó, dice la historia, por unos 21 días. Durante dichas jornadas se dedicó en cuerpo y alma a meditar y conectar con la energía más pura del Universo. Pero no ocurrió absolutamente nada hasta el último día en que ya había tomado la decisión de bajar del monte, donde había hecho el retiro.

En ese momento, él relató, “que una gran bola de luz en forma de consciencia”, flotó frente al mismo y sintió que se comunicaba con él. Le dijo que ésta era una energía muy poderosa, que si realmente quería sentirla y usarla ya que incluso podía “matarlo”.  Pero eso es lo que había estado buscando todo ese tiempo, por lo que decidió que sí la aceptaba y así se lo hizo saber. Entró en lo que se conoce como Satori; término japonés que indica que se ha alcanzado la iluminación.

En ese momento esa energía tan potente y poderosa entró por su tercer ojo, para comenzar desde ese instante a ser canal de energía universal, logrando así tener todo el conocimiento que necesitaba para desarrollar su nueva manera de sanar a las personas.

Se sintió enormemente contento y bajó tan deprisa como pudo. Cuenta la historia que se cayó, haciéndose daño en la rodilla, comenzando a sangrar mucho ya que se hizo una gran brecha. Su primer instinto fue ponerse las manos en su rodilla canalizando esa energía que acababa de recibir. Casi de forma inmediata se detuvo la hemorragia y pudo continuar su camino de descenso, sin más incidentes.

Al llegar a las faldas de la montaña, se encontró una posada. Al llevar tantos días ayunando tenía unas enormes ganas de comer, pero no tenía dinero.

La hija del tabernero, tenía un gran dolor de muelas, ofreciéndose el maestro a curarla por lo que éste le dijo a Mikao que si le quitaba el dolor, le ofrecería toda la comida que pudiese comer, sin pagar nada a cambio.

Mikao aceptó y unió sus manos por un instante, colocando suavemente las manos en la cara a la chica. Después de una rato, sintió que el dolor había desaparecido y el tabernero agradecido, le llenó la mesa de viandas para que comiese. Mikao se hartó de comer hasta que ya no le cupo nada más. A cualquier persona en su situación tanta comida le habría hecho daño, pero la energía recibida le permitió ingerir todo lo que quiso sin enfermar.

Para él todo estaba siendo un milagro tras otro, su caída y detener la hemorragia, calmar el dolor de muelas de la hija del tabernero, comer sin límites y no enfermar. En definitiva, estaba tan contento que fue corriendo a comentárselo al abad. Pero al llegar le comunicaron que éste se encontraba en cama desde hacía varios días con unos terribles dolores de gota. Mikao llegó a los aposentos del Abad y le pidió permiso para poner en práctica lo que había aprendido y éste se lo concedió, le impuso sus manos haciendo que dejase de sentir dolor. Éste pronto estuvo recuperado.

Estos son los que se consideran “los primeros milagros de Mikao”. Ya que fue a partir de aquí que comenzó a fundamentar lo que hoy conocemos como:

Reiki Usui Sistema de Sanación Natural.

Lo llamó Reiki, ya que Rei significa, Dios, Universo, Cosmos, lo misterioso, lo sagrado y Ki significa energía, lo que unido da el concepto de Energía del Universo o Energía de Dios. Se puede definir como la energía cósmica que está detrás de toda existencia. A lo largo de la historia y de los países, recibe distintos nombres, aunque en esencia es lo mismo; Chi en China, Prana en India, Ruach en Hebreo, Maná para los Kahunas, bioenergía para los científicos… en definitiva, solo es la forma de denominar lo mismo dependiendo de las culturas, religiones o creencias del mundo.

Mikao fue el precursor de crear un determinado sistema con lo que ya se conocía, en diversos sitios, pero otras personas han ido incorporando a su sistema sus experiencias y conocimientos, lo que ha llevado a crear un sistema nuevo o a renovar el ya conocido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR